jueves, septiembre 20, 2012

QOSQO I

ARQUITECTURA


Yenine María Ponce Jara

Es indudable por los vestigios arqueológicos encontrados, que antes de ejecutar la construcción de cualquier edificio quechua, se llevaba a cabo un proceso de planificación física que asegure su éxito, se elaboraban bosquejos y especialmente maquetas a escala; evidencia de esta planificación anticipada son precisamente la existencia de considerable cantidad de maquetas hechas en piedra o cerámica, y que se encuentran en casi todos los museos arqueológicos del país.
"La etapa inca es la más breve en el desarrollo de los pueblos prehispánicos, es el último momento político caracterizado por una rápida y pujante expansión militar y que corona largas etapas anteriores de paulatina formación de naciones" (Víctor Angles, “Historia del Cusco” tomo 1).
La arquitectura incaica en la ciudad del Cusco distingue estilos según el modo como se confeccionan los muros de los edificios, siendo el aparejo más clásico o típico el que presenta las hiladas de bloques de piedra andesita, perfectamente pulimentados, y de igual espesor. Hay preponderancia de superficies macizas sobre los vanos; los nichos interiores y los falsos vanos, para disimular la monotonía de los muros; los dinteles monolíticos; y las ventanas y puertas trapezoidales. La decoración es muy sobria y opta por lo general por la representación de ofidios y jaguares.
Otro género de aparejo muy utilizado es el poligonal, de piedras que muestran al exterior su faz más tosca, y que se unen entre si de manera admirable, con una ligera concavidad en una piedra y algo convexa la otra y con el empleo de una argamasa de arcilla en el interior, hasta el punto de que no se aprecian las junturas; las paredes se debían empezar por la parte inferior cuidando sólo los encajamientos laterales; la siguiente hilada superior fue más compleja ya que las piedras debían encajar lateralmente al igual que en sus uniones inferiores; en este caso se comprueba prácticamente en todo el Cusco, que las caras superiores de las piedras de abajo fueron labradas paulatinamente por percusión con martillos líticos de acuerdo a la forma de la superficie inferior de las piedras de encima. El trabajo fue relativamente sencillo al manipular piedras de tamaño pequeño o mediano, porque podían ser colocadas o probadas una y otra vez, mas los problemas eran inmensos al tratarse de bloques de decenas y aún cientos de toneladas, algunas hipótesis al respecto están enmarcadas dentro de la posibilidad lógica; pero la más factible indica que el trabajo fue lento pero efectivo.
Existen diversos tipos de paredes y aparejos en las construcciones Inca de piedra que incluye cinco tipos básicos: el Rústico o Pirka, hecho con piedras amorfas sin labrar, los espacios vacíos fueron rellenados con piedras pequeñas y abundante mortero de barro; el Celular; tiene un aspecto similar a la estructura de un panal de abejas, hecho con calizas poligonales e irregulares de tamaño pequeño o mediano; el Engastado, hecho a base de piedras ígneas de regular tamaño con formas geométricas poligonales; el Sedimentario o Inka Imperial, constituido a base de piedras de tamaño mediano, preferentemente andesitas, de altura regular en hiladas horizontales que dan la impresión de ser totalmente rectangulares o paralelepípedos perfectos, es el aparejo que tiene las uniones pulidas más perfectas, no tiene mortero excepto una finísima película de arcilla a manera de sellador; el
Ciclópeo, caracterizado por contener enormes bloques pétreos con frecuencia calcáreos, algunos de hasta 7 metros de altura.

o   Las piedras aristosas colocadas unas al lado de otras, que hoy llaman pircas, son aseguradas con el peso de las mismas y la hábil distribución en la pared, eran utilizadas para casas comunes, andenes, depósitos y corrales.
o   Luego vendrá el uso de piedras más pequeñas en la construcción, como las piedras angulares de Hatunrumiyocc en el Cusco o las ruinas de Putuhuasi, que se usaron primero en Qolqanpata, Chinchero, Tarawasi. También se encuentran las grandes piedras rectangulares separadas por una lámina de piedra muy fina, como es en Ollantanytambo y la parte alta de Machu Picchu, este es del tipo celular.
o   Contrucciones como Coricancha y Sillustani, con piedras ligeramente almohadilladas y finalmente la técnica que corresponde a la expansión del territorio incano, formada por construcciones hechas de piedra cuidadosamente labradas, tienen superficie almohadillada convexo, plano y biselado; además sus uniones pueden ser labradas o pulidas que daba al exterior del edificio  y todas trabadas con la técnica del adobe, y la encontramos en Pachacamac, y las últimas construcciones hechas en Cusco, Huanuco y Cajamarca, corresponde al Inca Imperial.
o   Las paredes de la fortaleza de  Sacsahuamán presenta una construcción ciclópea por el tamaño de las piedras utilizadas.
     Esta variedad de estilos en la arquitectura inca, no solo obedecería a un concepto estrictamente estético sino también a necesidades de adaptación de una geografía accidentada, diferentes calidades de suelo y frecuencia sísmica, así lo advierte Larco Hoyle señalando que “los diferentes tipos de arquitectura que se encuentra más que a diferentes épocas podría responder más bien a las diferentes necesidades de construcción” (Rafael Larco Hoyle: Arqueología Mundi Pág. 216).
Los muros tienen cierta inclinación hacia el interior; no existe una medida o regla general para esta inclinación y tal parece que su función principal fue la de buscar equilibrio entre los muros, las piedras inferiores sean más grandes y de mayor volumen que las superiores; los muros tienen mayor ancho en la base que en la parte superior, característica clásica trapezoidal, que da la sensación de estabilidad y equilibrio.

Los techos fueron hechos a base de soportes de vigas de madera y cubiertos con "ichu" (paja brava),se clasifican en 4 tipos: a una sola agua o vertiente, a dos aguas, a cuatro aguas, y cónicos.
El Templo de Wiraqocha en Raqchi, tiene estructura de "Kallanka", de 92 X 25.25 metros, cubriendo un área de 2,323 m². Debido al material utilizado y la cantidad de lluvias durante el año, los techos tenían fuerte inclinación que varía de 50° a 65°. Por la duración del "ichu" seguramente el techo debía tener mantenimiento frecuente, siendo la paja renovada cada tres o cuatro años, como ocurre en la actualidad.
A más de la arquitectura urbana, los incas fueron muy buenos ingenieros agrícolas e hidráulicos, una  muestra de esta arquitectura son los puentes suspendidos, o colgantes de contrapeso o pontones que hicieron para acortar caminos y para el paso de sus ejércitos, lo mismo que carreteras y caminos. Los canales de irrigación, reservorios en zonas altas y andenerías les permitió una enorme mejora en su producción agrícola, las extensas escaleras en las montañas permitían la comunicación y el comercio. Finalmente los monumentos, traducían un efecto mágico de inmensidad, lo que manifestaba su concepción de eternidad.

CONSTRUCCIONES FUNERARIAS
Estas construcciones fueron abundantes. Según Donnan, el tratamiento de los muertos pudo venir de épocas anteriores, las tumbas eran labradas en lugares de difícil acceso, al pie de pequeñas montañas o en sectores destinados específicamente para este fin; las tumbas revelan remoción de tierras, preparación del muerto, agregación de objetos cerca del mismo. etc. Las envolturas internas consistían en varias capas de tejido en contacto directo con el cuerpo, las momias y esqueletos se encuentran generalmente doblados dentro de tumbas, hay tendencia a colocar los artículos funerarios al lado del cuerpo y en su mayoría están colocados por la cabeza, incluían joyas y otros ornamentos así como vasijas de barro con comida y bebida.
Se pueden distinguir dos tipos de entierros específicamente, los de la gente común, que obedece a todo lo anterior pero que generalmente no existe un soporte arquitectónico para ello, están hechos directamente en tierra, Y el otro de tipo majestuoso con enormes soportes arquitectónicos, construcciones especialmente hechas para resguardar el cuerpo de un señor importante, como es el caso de las chullpas circulares y cuadrangulares. Evidencia de ello se puede encontrar aún en el departamento de Puno, en los sectores de Sillustani y Cutimbo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario