sábado, septiembre 18, 2010

MASCULINIDAD, SIKUS, CRUZ, COSECHA, TIEMPO SECO.


Por: Yenine Maria Ponce Jara

En la doctrina católica, la Cruz es el símbolo con que se representa la muerte de Jesucristo y su resurrección; por lo tanto, la Cruz, manteniendo ambas significaciones, puede ser un signo de salvación con el que se representa la transición de la muerte a la resurrección Takahiro Kato en Jorge Flores, Hiroyasu Tamoeda Edit. P 265, 1992.
Hablar de sincretismo como reinterpretación, y no como mestizaje, nos permite aproximarnos a la identificación que tiene la música del sikuri con la fiesta de las cruces en las poblaciones aymaras del sur del Perú.
Durante el tiempo seco, como se denomina en el ande a la estación en la que no llueve, y es entre abril y setiembre, el cielo está despejado por completo y se puede observar en el firmamento estrellado, la nítida aparición nocturna de la “Cruz del Sur”, que marca la llegada del tiempo seco, considerado por quechuas y aymaras, como el tiempo masculino.
La Cruz del Sur, fue en el mundo andino una de las costelaciones mas importantes, en base a ella por ejemplo, se marcó la ubicación de los cuatro suyos incaicos, y los caminos reales de los Incas o Capac Ñam, fue el punto de orientación de los viajeros comerciantes que conducian las interminables recuas de camelidos del sur, de los pobladores de las islas y del correo especial del Inca, los Chasquis. Y claro, se determinaron las momentos de cosecha, el tiempo de suspención o de latencia de la vigencia de la Pachamama (madre tierra) y el inicio del periodo de los Apus (montañas sagradas masculinas).
Antiguamente, y en algunos sectores andinos hasta la actualidad, se da inicio a las ceremonias de agradecimiento a los dioses por la cosecha, y de propiciación, para el nuevo momento. Las labores agrícolas se paralizaban para dar inicio a labores diferentes como del trabajo artesanal, los textiles, la cerámica y la cestería tomaban importancia, así como el procesamiento del chuño y de la moraya y el almacenaje de otros alimentos.
Con la llegada de los colonizadores hispanos, se introduce la religión catolica, con sus formas y características particulares; impuesta luego a fuerza sobre los andinos, se inicia un proceso de reinterpretación del simbolismo religioso adaptándose a los imaginarios y suelos de creencias autóctonos.
La idea de muerte como estado de latencia en el supuesto andino, el concepto de cierre de una etapa, culminación de un momento y resurrección posterior, como se asimiló la crucifixión de Cristo en la ardua tarea de evangelización que emprendieron los colonizadores, facilitó la adaptación de la música y danza ancestral así como otras manifestaciones culturales autóctonas a las nuevas formas religiosas.
El sikus como instrumento musical andino, la musica que se emite con él, y las tropas de "Tocadores", (Ver en este blog, Estructura fisica y musical del sikus, entrada del domingo, febrero 07, 2010), se organizanban y aun ahora, durante la estacion seca, son considerados masculinos y se asocian a celabraciones entre abril y setiembre en toda la sierra sur y poblaciones aymaras o de ancestro aymara en nuestro pais, Bolivia y el norte de Chile y Argentina. Esta concepcion, facilitó a las tropas Sikuris, incorporar su música y sus instrumentos a un aparente culto mortuorio que caracteriza al rito cristiano de la Velación de la Cruz. La explicación de una imposibilidad de matar al Cristo y una resurrección posterior, una continuidad de la vida después de la muerte, (considerada no como absoluta, sino como un estado de latencia), completaba su imaginario y concepción del cierre del círculo de los “pachacuti” (la concepción circular del tiempo), que coincidía, con el cierre del tiempo húmedo, el inicio del tiempo seco, y la repeticion perenne del ciclo.
Al identificar, el hombre andino, a los dioses tutelares masculinos, que despiertan durante el tiempo de cosecha o tiempo seco, -los Apus- con la figura de un Jesucristo que muere y resucita, añadida la coincidencia de que la celebración de las cruces son durante el mes de mayo, al término de la cosecha y el inicio del tiempo masculino, explica el porqué las cruces son colocadas en lo alto de la montañas consideradas como sagradas, y que a la sazón son denominadas ahora como “Calvario”.
Todas estas características de la festividad de la Cruz, contribuyeron para que el hombre andino adoptara y adaptara este rito cristiano como suyo y venere en la figura del Cristo, sacrificado a sus propias deidades. Se le a dado a la festividad de las Cruces características exigidas por los colonizadores, pero llena de matices andinos que al pasar de los años se ha transformado en apariencia al incorporar "elementos de modernidad" , pero nunca en esencia: la música, la danza y el canto andino -que nunca estaba desligado de sus celebraciones- tomó también las características correspondientes a su estación y ciclo agrario con el componente complementario de su concepto de dualidad. Por tanto, se tomó la música de los Sikuris con grupos orquestales masculinos, emitiendo melodías con instrumentos masculinos para determinar el término de la cosecha y el inicio del tiempo seco, tiempo de las cruces de mayo.

2 comentarios:

  1. Estimada Yenine: Mi nombre es Javier Apráez V, miembro organizador del Encuentro Internacional de Culturas Andinas en la ciudad de Pasto-Colombia. Estamos interesados en invitarla a participar en nuestro Encuentro, en el cual,un eje temático a tratar será la Etnomúsica de los pueblos andinos. No he podido ubicar una dirección electrónica o un número telefónico donde pueda comunicarme con usted. Por favor, me podría colaborar con ésto?. Muchas gracias por su colaboración. Mi dirección es: academiatiempodeflorecer@gmail.com
    Cordialmente
    Javier Apráez V.

    ResponderEliminar
  2. Agradezco Mucho el interés Javier, y siempre hay disposición de compartir lo poco que se aprende.

    Nina

    ResponderEliminar